El intento fallido de VAR a la colombiana

El título de esta columna seguramente les sugiere que Wilmar Roldán fue la gran víctima después de lo que ocurrió anoche en Bucaramanga. Pues déjenme decirles, que efectivamente es lo que venimos a contarles hoy.

Siempre nos hemos caracterizado por hablar desde la óptica de los árbitros y hoy no será la excepción. La noche de ayer, cuando Maxi Nuñez marcaba el gol del empate para el Atlético Bucaramanga, un manto de dudas y confusión cubría el Estadio Alfonso López y hasta gran parte de nuestros televisores. Después de que todo el recinto había celebrado a rabiar la anotación, Wilmar Roldán se acercaba a su asistente John Gómez para debatir un posible fuera de juego.

Y es que aquí surge la primera duda: ¿Por qué el asistente no levantó la bandera? ¿Por qué corrió hacia la mitad de la cancha validando el gol? ¿Por qué de un momento a otro se genera toda esta revuelta? ¿Quién les habló a través de sus intercomunicadores para sembrar dudas? Estos son todos los cuestionamientos, que estamos esperando nos aclaren durante las próximas horas.

Le puede interesar: Falcao, entre los 50 peores jugadores en la historia de la Premier League

Imaginen que son ustedes árbitros; se presenta una jugada rápida y cerrada, en donde al final por las dudas permiten continuar. Cinco segundos más tarde, alguien les dice al oído que la decisión fue errada, una jugada que puede cambiar el rumbo de un partido. ¿Qué hacen? Para colmo de males, otros 10 segundos después, les dicen que efectivamente estaba bien tomada la determinación. Por Dios… ¡qué locura!

Roldán dentro de todo este show que se armó, quién sabe por quien, realiza tímidamente el gesto de «revisión de VAR», como que si y como que no. Como que ya revisaron pero entiendo que esto no se puede hacer. Después de un largo debate que por poco acaba en trifulca, se termina dando por validado el gol, situación que calmó las aguas por el momento y que permitió continuar el rumbo del juego que más tarde ganarían los leopardos.

¿Y si el gol se hubiese invalidado? Estamos hablando de algo anti reglamentario, una acción que perfectamente pudo haber sido intervenida por la FIFA para la anulación del partido, una jugada que pudo haber tirado por la borda la trayectoria y el nombre que Wilmer se ha ganado, con errores, con detractores, pero un trabajo que le ha permitido consolidarse como el juez central más importante de Colombia en los últimos años.

Por ahora cerramos el tema, pero no del todo, estaremos atentos a cualquier pronunciación oficial, ya sea de la Dimayor, de la Comisión Arbitral, o del propio Roldán. Que alguien nos explique, qué fue este intento de VAR a la colombiana, por favor…

Un comentario en “El intento fallido de VAR a la colombiana

Los comentarios están cerrados.