Copa América 1975: Colombia, cerca de la gloria

En aquella edición, la Selección Colombia dirigida por  Efraín ‘el Caimán’ Sánchez perdería la final ante el flamante Perú de Cubillas, Sotil y Oblitas.

Seleccion_Colombia_1975_Copa_America
Foto: @RadioMunera / Selección Colombia Copa América 1975

Luego de varios años sin la competición de selecciones más antigua del mundo, la Copa América regresaba en 1975 con un sistema de juego novedoso, al incluir a 10 equipos miembros de la Conmebol y disputar el certamen sin sede fija, es decir se jugó en todo el continente, por medio de tres grupos de tres equipos, con partidos de ida y vuelta  y el ganador de cada zona avanzaba a la semifinal, donde ya se encontraba Uruguay, vigente campeón. La tricolor, que en ese momento jugaba con una camiseta de color zapote y pantaloneta negra, compartió el grupo C con Ecuador y Paraguay.

El primer duelo fue ante Paraguay, el 20 de julio en el Estadio El Campín, donde los espectadores soñaban con un buen inicio por parte del combinado nacional, y  sobre los 75 minutos de partido Ernesto Díaz marcó en un contragolpe el gol de la victoria para los hombres del «Caimán» Sánchez. Una semana después, Colombia viajaría a Quito para medir fuerzas ante su similar de Ecuador, a quien vencería 3-1 con una exhibición de buen fútbol, lo que la ubicaba en la cabeza del grupo C. Luego de esas dos importantes victorias, al equipo de todos le faltaba ir a Asunción y recibir a Ecuador en Bogotá.

Le puede interesar: Germán Cano: la historia de un idilio de goles y pasiones

https://twitter.com/SergioVelOsp/status/739931338900406273

Para el partido de vuelta ante Paraguay, el conjunto colombiano tenía como premisa de juego de tener el balón, lo que causo que el seleccionado guaraní buscará el arco rival por medio de su popular «garra guaraní», a lo que Colombia respondía como podía. Sin embargo Ernesto Díaz aprovechó  un envío de Willington Ortiz y así marcar el 1-0 que dejaba sin opciones al cuadro local. Este gol, sumado a un gesto de provocación del jugador colombiano, desató la ira de los jugadores y policías paraguayos que comenzaron a  agredir a los nuestros a punta de palos y patadas, como lo relata Efraín  «Caimán» Sánchez “Ahí empezó la Policía a repartir bolillo. Golpearon a Ponciano, corretearon por todo el campo a Willington y a otros jugadores». En partido fue suspendido por el árbitro brasileño Arnaldo César Coelho sobre los 20 minutos del segundo tiempo, alegando la ausencia de garantías para el visitante, tras la penosa actuación de las autoridades paraguayas, lo que derivóen que la Conmebol le diera los puntos a Colombia.

https://twitter.com/SergioVelOsp/status/739932533786349568

Tras este resultado, el combinado nacional confirmaría su paso a la semifinal del campeonato continental con una victoria 2-0 sobre Ecuador, en el Estadio El Campín, con goles de Díaz y Oswaldo Calero. En la siguiente ronda el rival de la selección Colombia fue el difícil Uruguay, a quien le gano 3-0, resultado histórico para la tricolor . En ese seleccionado charrúa jugaba Richard Forlán, tío de Diego Forlán. Pero en Montevideo el partido seria otra batalla para los dirigidos por Sánchez, ya que el juez chileno Rafael Hormazábal le dio vía libre a los uruguayos de moler a patadas a los colombianos y sancionando todas las faltas en favor de la celeste. De tal magnitud fue el juego fuerte de Uruguay, que Willington Ortiz terminó lesionado, Ernesto Díaz inmovilizado, ‘El Camello’ Soto con contusión cerebral y el arquero Zape con un hombro dislocado, que en esta condición le atajo un penal a Fernando Morena. Al final Colombia perdió 1-0, pero logró avanzar a la final. 

Con una ilusión de buscar el título de la Copa América, Colombia se enfrentó al flamante equipo de Perú. El primer duelo se dio en Bogotá, que para fortuna de la selección terminó ganando por 1-0 con un gol de tiro libre de Ponciano Castro, ante un rival que basaba su juego en los pases cortos y precisos, además de la calidad de sus jugadores. Ya en Lima, el cuadro inca demostró su buen fútbol y le ganó 2-0 sin problemas a la tricolor. Este resultado obligaba a un tercer partido en un escenario neutral, que en ese momento fue la ciudad de Caracas.

Ya en el partido, el conjunto peruano mostró su buen juego, y superó 1-0 a la selección Colombia con un gol de Hugo Sotil, que jugaba en el Barcelona y era uno de los referentes del equipo peruano, que además de su buen fútbol también sabia reconocer el talento de su rival con nobleza, como lo relata Efraín «Caimán» Sánchez luego de una jugada de Jairo Arboleda sobre Teófilo Cubillas y el propio Sotil “¿Y sabes qué fue lo más lindo? El ‘sombrero’ y el ‘túnel’ que Jairo Arboleda les hizo a Sotil y a Cubillas. Y la nobleza de los dos ídolos peruanos, que fueron a abrazarlo. Probablemente la última vez que eso ocurrió en un campo de fútbol”.

Pedro Zape, Arturo Segovia, José Zárate, Miguel Escobar, Oscar Bolaños, Diego Umaña, Eduardo Retat, Oswaldo Calero, Willington Ortiz, Jairo Arboleda, Ernesto,  Díaz; quien salió goleador del torneo con 4 tantos, son algunos de los nombres de ese equipo que estuvo a un paso de la gloria.

 

 

 

 

 

 

Un comentario en “Copa América 1975: Colombia, cerca de la gloria

Los comentarios están cerrados.