Zidane y el Madrid, una secuela con un inicio turbio

Desde que se fue Zidane, el Madrid viene de mal en peor. Volvió el francés y las cosas no han mejorado. 

20190731_095945
Foto: Página web Real Madrid

Desde la final de Champions League ganada por los merengues en 2018 frente a Liverpool, las cosas empezaron a derrumbarse. Se fue Cristiano, se fue Zidane y unas tibias contrataciones para reemplazarlos, fueron la serie de eventos que desembocaron en la terrible temporada anterior. Sin títulos y siendo humillados en La Liga, Copa del Rey y Champions.

En marzo regresó Zidane, en secesión de Santiago Solari, quién duró poco al ser un interino y un salvavidas después de la pobre gestión de Julen Lopetegui. En esa parte de la temporada al Madrid sólo le quedaba cumplir con las 11 fechas de Liga española, días antes habían sido eliminados de Champions y Copa del Rey a manos del Ajax y Barcelona respectivamente, todo en una semana.

Le puede interesar: James ya entrena con el Real Madrid pero no fue tenido en cuenta para la Audi Cup

Llegando para salvar los trastes, los últimos 11 partidos no cambiaron mucho, fueron cinco victorias, dos empates y cuatro derrotas., pero lo que más preocupa al hincha merengue es la falta de juego. Si bien el Madrid no es un equipo que tenga mucho el balón, es uno que manejaba el contragolpe a perfección, transiciones rápidas de defensa-ataque que terminaban en gol, ganaban por eficacia y eso es lo que se extraña del Madrid.

Después de las vacaciones, la pretemporada tampoco ha sido muy prometedora de cara hacía el futuro. El primer partido lo perdió 1-0 contra el Bayern de Múnich, después empató con el Arsenal y ganó en penaltis y cuando todo no podía ser más doloroso, perdió 7-3 contra su rival de ciudad Atlético de Madrid, dejando una cara bastante mala y un merengue sin respuestas, ayer jugaron contra el Tottenham por la Audi cup y volvieron a caer 1-0.

Con todos estos resultados, el balance que nos deja Zinedine Zidane Desde su regresó al conjunto blanco es de, cinco victorias, tres empates y siete derrotas. En todo caso, el entrenador francés cree mucho en su equipo, dice que tiene un equipazo y que seguirán trabajando para poder tener un buen nivel, declaró en la conferencia después del último partido. Al igual que el club lo respalda ciegamente, pues no se les olvida que con si estilo fueron capaces de ganar 3 Champions League seguidas.