Sin boleto: no habrá tenistas colombianos en Tokio 2020

A 2 días de cerrar el telón de los Juegos Panamericanos de Lima 2019, las noticias no son buenas, en el caso del tenis, para los deportistas nacionales. Pese a su calidad, los malos resultados no los acompañaron, y ahora deberán bajarse del vuelo que va con destino directo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Giraldo no logró demostrar su potencial en los Juegos Panamericanos de Lima. Foto: Twitter/@OlimpicoCol

La delegación colombiana de tenis llegó el 26 de julio a territorio peruano con la idea de revalidar el buen momento del deporte blanco para el país por las gestas de Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, que finalizaron con el título en ‘La Catedral del Tenis’, Wimbledon. Con sus mejores cartas, el equipo tricolor se presentó sobre el polvo de ladrillo limeño en búsqueda de la gloria, sin embargo, su participación no fue realmente lo que se esperaba.

En el debut aparecería Nicolás Mejía, una joven promesa que tendría la responsabilidad de abrir el camino para Colombia en las justas. Esta carga sería mucho mayor, pues enfrente tendría a Víctor Estrella Burgos, un dominicano con gran experiencia en torneos ATP.  En este juego, ese bagaje pesó, y por ello el caribeño se impuso con parciales de 6-4 y 6-2 para dejar en el camino al bogotano.

El colombiano número 394 del mundo todavía tiene mucho camino por recorrer en el circuito. Foto: Twitter/@fedecoltenis

Ese mismo día, la rama femenina también tuvo acción, esta vez con María Camila Osorio, una cucuteña de 17 años con buenas participaciones en 2019, más precisamente en el Claro Open de Bogotá, donde llegó a cuartos de final y en el W15 de Cancún, torneo en el que disputó la final. Su oponente en la primera ronda panamericana sería la canadiense Jada Bui, jugadora que se encargó más adelante de arrebatar el sueño de la cafetera, pues aunque comenzó abajo en el primer set 5-7, logró recuperarse y ganar las dos mangas siguientes por 7-5 y 6-4. Y así, con dos derrotas, se cerraría una jornada no muy positiva para el tenis colombiano.

En un nuevo amanecer, el turno era para Santiago Giraldo, una de las raquetas referentes en los últimos años del deporte blanco nacional. En su primera salida en las justas, el oriundo de Pereira logró cambiar el panorama negativo al conseguir una victoria ante el cubano Osmel Rivera con parciales de 6-0 y 6-1 y un dominio total, sin embargo, la alegría no duraría mucho, pues quedaría eliminado en la siguiente instancia a manos del dominicano Roberto Cid en sets corridos (2-6 y 5-7).

Quizá le interese: En Galatasaray piden a gritos al Tigre Falcao, Fernando Muslera hace su parte

En la baraja colombiana quedaban todavía algunas posibilidades, ahora reflejadas en María Fernanda Herazo. La deportista barranquillera comenzó de igual forma con victoria en su debut al imponerse ante Kelly Williford por 6-0 y 6-3, situación que pondría nuevamente la esperanza a flor de piel, pero en la siguiente ronda volvería la maldición de la derrota, esta vez ante la chilena Daniela Seguel, quien se impuso con parciales de 6-2 y 6-1.

herazo
La tenista de ‘La Arenosa’ se ubica actualmente en la posición 443 en singles y 226 en dobles. Foto: Twitter/@fedecoltenis

Otros colombianos que también participaron en el tenis panamericano fueron Emiliana Arango y Alejandro González. En primer lugar, la deportista de 18 años cayó en la ronda inicial ante la estadounidense Alexa Graham con un doble 6-2 y se despidió de forma temprana de la competencia. Del otro lado, González, a quien se ha visto representar a Colombia en la Copa Davis, también se quedó por fuera al caer frente al chileno Nicolás Jarry, primer preclasificado del torneo.

Puede leer: Los 5 fichajes más caros para la temporada 2019/20 en el fútbol

Esta es la primera vez que Colombia se va en ceros en la tabla de medallería del tenis desde Santo Domingo 2003. Bajo este balance, el país se quedará sin representación, por lo menos en singles (sencillos) en los Juegos Olímpicos de Tokio que se disputarán en 2020, pues en el dobles se espera la presencia de Cabal y Farah.

Pese al contexto, el tenis nacional deberá continuar su evolución, que ha sido notoria, pues muchos de sus exponentes aún son jóvenes que necesitan experiencia y acompañamiento.