¡Comenzó el Mundial!

Ante cerca de 70.000 espectadores, Japón y Rusia inauguraron el Mundial de Rugby en el Estadio Ajinomoto.

Korato Matsushima fue escogido como mejor jugador del encuentro. Foto: Rugby World Cup

El Taiko hizo retumbar el cielo en la capital japonesa para que se diera inicio al combate entre nipones y rusos, por el primer partido del Campeonato Mundial de Rugby. Los himnos, como de costumbre, hicieron calentar motores y corazones en ambas escuadras, que tenían la copa Webb Ellis brillando a unos pocos metros.

Rusia pegó primero, a pocos minutos de comenzar el juego. Un pelotazo largo, desde la zona intermedia de la cancha  dio píe para que el defensor local no pudiera contener el balón en sus manos; Killin Golosnitskiy aprovechó la desconcentración y marcó el 0-5, para posteriormente llegar al 0-7 por medio de saque de conversión.  

Los locales le sumaron intensidad al juego, que se veía atropellado por la presión alta de los visitantes con el tackle como estrategia principal. El estado físico no le duró mucho al seleccionado europeo, pero aun así, supo mantener la superioridad del marcador en los primero 20 minutos.

Ryoto Nakamura y Korato Matsushima desequilibraron en la zona de ataque y desgastaron la defensa rusa que no aguantó la velocidad y el picante del número 14, complementado por la precisión del 10. Matsushima se apoderó de la banda para poner las cuentas a favor, poco antes del finalizar la primera etapa.

Repase: Mundial de Rugby, ¿quiénes con los favoritos?

En los segundos 40’, con un resultado parcial de 20-7 para Japón, el juego se tornó dividido. Por un lado, la diferencia era suficiente para hacer pasar el tiempo con la pelota sobre el suelo, scrum tras scrum; por la otra parcialidad, las condiciones físicas pesaban y no podían dejar que el marcador se alargara.

La figura del partido, Korato Matsushima de 26 años,  que ya había hecho fiesta en el primer tiempo, no se limitó y siguió marcando diferencia, para así decretar el 30-10 final.

Buen comienzo para la selección local.