El tiempo se agota para Rionegro y Envigado

Así va el tema del descenso para los equipos jóvenes de Antioquia, después de perder sus respectivos partidos en la fecha 12.

Jairo Palomino y Alexis Zapata ante Millonarios en El Campín. Foto: Envigado Fútbol Club

Faltan ocho partidos para que se den a conocer los quipos que jugarán en la segunda división la próxima temporada en el fútbol colombiano. Envigado y Rionegro Águilas Doradas no alzan cabeza y la posibilidad de perder la categoría parece atemorizar a ambas escuadras. A ese mal momento se le suma la salida de Eduardo Lara de la dirección técnica del equipo naranja.

La tabla del descenso tiene parcialmente a Atlético Huila y Unión Magdalena en la zona roja, con 124 puntos para los ‘Opitas’ y 126 para el ‘Ciclón Bananero’. Por su parte, los envigadeños se posicionan en la casilla 18 con 127 unidades; Rionegro, aparece de 17 con un punto más que su rival  departamental. Es decir que, el fútbol antioqueño, está a dos puntos de quedarse sin la mitad de sus representantes en la máxima categoría, si la situación de derrotas continúa.

La tabla de posiciones de la Liga Águila tampoco deja ver un buen presente para los equipos montañeros. Solamente Atlético Nacional se mantiene dentro del grupo de los ocho; Águilas Doradas va de décimo con 16 puntos y Envigado va de 16, con tan solo 13 unidades pero a cuatro del octavo.

Lea también: La fórmula experiencia-juventud no le funcionó a Eduardo Lara

Rionegro Águilas Doradas visitará al Huila en la fecha 13, y se medirá ante Unión Magdalena por la jornada 15. Envigado, por su parte, será visitante ante Huila en la fecha 15, y visitará también a Unión Magdalena en la 17. Todos estos partidos directos por mantener la categoría serán fuera de casa para las escuadras antioqueñas.

La historia de estos equipos en primera división se remonta a 2007, cuando Envigado consiguió su segundo ascenso, y que se ha mantenido pese a jugar promoción en 2010. Los de Rionegro, antes llamados Itagüí, subieron a primera para 2011 después de llegar a la final de la Copa Postobón el año anterior.