La fórmula experiencia-juventud no le funcionó a Eduardo Lara

El estratega llegó en septiembre de 2018 a las toldas del equipo ‘Naranja’ cuando el club marchaba en la posición 18 de la Liga Águila 2018-2.

Envigado quedó eliminado en la primera fase de Copa Águila 2019. Foto: Envigado Fútbol Club

La llegada de Eduardo Lara a la dirección técnica de Envigado pintó como algo prometedor, con el equipo en las últimas posiciones del torneo colombiano y peleando en el tema del descenso, más, cuando potenciar jugadores jóvenes y ponerlos a jugar en un alto nivel hacen parte de la hoja de vida del vallecaucano de 60 años que tuvo la Selección Colombia Sub-17 como su hogar durante algunos años.

Para el principio de 2019, las promesas de la ‘Cantera de Héroes’ hacían disfrutar de un buen fútbol, pero sin resultados positivos continuamente, como si solo se le ganara a los grandes; una victoria 4-1 ante América y otra contra Nacional 4-0. Aun así, esas goleadas y gambetas, dirigidas dentro del campo por Alexis Zapata, Yeison Guzmán y Neyder Moreno no alcanzaron en el primer semestre para clasificar. El tema del descenso, siempre presente.

Para la segunda mitad del año, y con la marea cada vez más alta, los veteranos se pusieron el overol. Con Humberto Mendoza, Jairo Palomino y Ernesto Hernández como columna vertebral, la jerarquía se notó en las primeras fechas, incluso venciendo a rivales de alta alcurnia como Millonarios y Cúcuta. Pero esa potencia se desinfló rápidamente, y no cuajó oportunamente un equipo armado entre juveniles y veteranos que se metió al grupo selecto en las primeras siete jornadas.

Lea más: De pelear el descenso a líder indiscutido

La salida de Lara dejó 12 triunfos, 14 empates y 14 derrotas en 40 partidos disputados. Además, una marca de 47 goles a favor y 49 en encajados; -2 en la diferencia. Aunque eso no es lo más preocupante para los envigadeños, pues tendrán que intentar salir de la zona de descenso bajo la batuta del DT interino José Arastey, técnico del equipo Sub-20.