OPINIÓN| Un cóndor que vuela en la segunda división del ciclismo

Las costumbres se aprenden de la familia, y así fue que yo aprendí a amar el ciclismo desde niño. Hace 20 años, en una época donde no había más referentes que Santiago Botero, Felix Cárdenas o Victor Hugo Peña para soñar con una gran alegría en la órbita del ciclismo mundial, y teniendo en la historia nombres tan importantes como Lucho Herrera o Fabio Parra. Fueron pasando los años y pasaban muchos corredores colombianos al World Tour del ciclismo pero ninguno lograba ser capo de ningún equipo ni tampoco establecerse en la peldaño más alto de este deporte.

No fue hasta 2013 que volví a recordar aquella época dorada del ciclismo colombiano cuando mis padres me contaban las hazañas de Lucho Herrera ganando La Vuelta a España o Fabio Parra subiéndose al podio en Francia y en España. Ocurrió porque un muchacho de 23 años llamado Nairo Quintana le peleo mano a mano a un tal Chris Froome un tal Tour de Francia y fue el dolor de cabeza del británico hasta el punto de ganarle la etapa reina aquel 20 de julio inolvidable para los fanáticos de este deporte.

Le puede interesar: No despega: Bogotá FC no ha podido ganar en este 2020

A partir de allí ni Quintana, ni los colombianos, ni el mundo entero se hubiera imaginado que este boyacense de 168 centímetros de estatura se convertiría en una leyenda del ciclismo y quizá en el más grande corredor colombiano en la historia. Fueron seis años con su equipo el Movistar Team donde ganó dos Vueltas a España y un Giro de Italia, además terminó en el podio en 3 oportunidades más en las Grandes Vueltas, ganó un sin fin de carreras 2.1 en Europa y una que otra clásica del ciclismo del mayor nivel.

Pudo haber sido muy reprochado por su forma de afrontar varias carreras pero le ha dado mucha ilusión a este país que hoy por hoy tiene como segundo deporte más importante el ciclismo, y ya ve a sus escarabajos como héroes. Quintana se ha encargado a lo largo de su carrera ha devolverle la esperanza a un pueblo, ha recordar grandes momentos arriba de los pedales y a no temerle a los retos imposibles.

Después de tres temporada donde no ganó nada con el Movistar, lo sacaron por la puerta de atrás olvidando así todo lo que hizo por un equipo y por una institución; tuvo que ir al Arkea-Samsic que no pudo conseguir su licencia para que Nairo Quintana pudiera seguir en el World Tour y así solo podrá participar en la única Gran Vuelta que le hace falta en su palmarés, el Tour de Francia.

Lea más columnas: OPINIÓN| Atlético ¿Bucaramanga?

Ya completamos dos meses del año y Quintana ya ganó dos títulos; el primero fue el 16 de febrero cuando consiguió el Tour de la Provence y el segundo fue el 23 del mismo mes en el Tour de los Alpes Marítimos y de Var. Además fue segundo en la contrarreloj en el campeonato nacional de ruta y cuarto en la prueba élite masculina.

“El cóndor” como se le conoce también a Quintana, registra 43 triunfos de etapa a lo largo de su carrera deportiva, igualando a Fernando Gaviria como los más ganadores. Completó 17 títulos y se ubica en la posición 12 en el UCI World Ranking (2020) , a partir de todo esto, está catalogado como uno de los mejores 100 ciclistas de la historia.