Russo, lleno de vida y un título más

El técnico argentino se consagró campeón luego de tres años, llegando así a 1063 partidos dirigidos como entrenador y completando tres décadas dirigiendo desde el banquillo.

Russo dirigió en su ciclo anterior con Boca a Juan Román Riquelme, actual vicepresidente del club. Foto: @bocajrsoficial

El fútbol argentino se volvió a vestir de azul y oro, con un Boca Juniors que había perdido su identidad de equipo copero y que venía de disputar sus últimos campeonatos casi sin alma. Volvió a la vida, igual que Miguel Ángel Russo, que retornó a su casa como una apuesta de Juan Román Riquelme y su nuevo rol de directivo. Tomó revancha con su eterno rival, que esta vez se quedó con las manos vacías, luego de celebrar unas cuantas veces en su cara; en Europa, que no es lo mismo.

Miguel Ángel Russo volvió al banco de Boca en enero, con la responsabilidad de reemplazar a Jorge Alfaro que no tuvo su mejor rendimiento mientras dirigió el equipo Xeneize. Faltaban siete fechas, y la Superliga Argentina parecía ser de River Plate que estaba cuatro puntos por encima del segundo. Pero la remontada que le dio el título a Boca Juniors venciendo a Gimnasia 1-0, con un empate 1-1 entre River Plate y Tucumán, dejó ver una metáfora perfecta de la vida de su director técnico en los últimos años.

Repase: La escandalosa inversión del Inter de Miami para su creación

Russo dirigió las últimas siete fechas, ganando los últimos seis partidos, consecutivamente; el debut fue ante Independiente con un 0-0. Venció 1-2 a Talleres, 2-0 a Tucumán, 0-4 a Central Córdoba, 3-0 a Godoy Cruz, 4-0 a Colón, y tomó fuerzas sobre el partido de cierre para arrebatarle de las manos el título a los dirigidos por Marcelo Gallardo que se desinflaron en la parte más importante del campeonato.

Por otra parte, es importante mencionar cómo se consolidaron los colombianos de Boca Juniors. Frank Fabra volvió a recuperar su nivel luego de una para larga; Sebastián Villa mostró su mejor versión y se ganó la titularidad luego de tambalear en el primer equipo; y Jorman Campuzano, ni se diga, se convirtió en un nuevo refuerzo, mostrando el nivel que alcanzó en Atlético Nacional. Otros que se ganaron un lugar fueron el peruano Carlos Zambrano y Carlos Tévez, renovado y con ganas de gloria en el epílogo de su carrera.

Ya para Boca son 69 títulos, y para Russo el octavo de su carrera como entrenador, consiguiendo alzar una copa con el club argentino luego de 13 años; esa vez fue la preciada copa Libertadores de 2007.