James Rodríguez y un curioso equipo entre sus serios pretendientes

A falta de un año para que venza su contrato, Real Madrid estaría dispuesto a aceptar una mínima suma por el colombiano, en comparación al valor por el que llegó en 2014.

Equipos de Italia, Inglaterra y ahora Estados Unidos se interesan en James Rodríguez. Foto: @jamesrodriguez10

James Rodríguez parece estar más cerca cada día de una real y eventual salida del Real Madrid, por la poca participación en la presente temporada y la ya conocida relación poco afectuosa con Zinedine Zidane desde hace ya algunos años. Y es que el colombiano sería la moneda de cambio perfecta para el club español, que espera conseguir un poco de dinero por el 10 antes de la finalización de su contrato en junio de 2021, teniendo pretendientes en Europa y unos cuantos en una liga exótica, justamente la que toma más fuerza para su próximo destino.

David Beckham, propietario del naciente Inter de Miami y cercano a Real Madrid, ya habría preguntado por James Rodríguez y Luka Modric para la próxima temporada, según informaciones del portal Goal.com. Sin embargo, el británico, quien jugó en el club Merengue entre 2003 y 2007, no habría ejercido aún una oferta formal por el colombiano, que también ha sonado en la última época para llegar a Everton, Arsenal y hasta Nápoles.

Repase: La escandalosa inversión del Inter de Miami para su creación

La posibilidad de llegar a la MLS, nace del cupo disponible para un volante zurdo por parte de la franquicia norteamericana, que no se ahorraría ningún dólar en su posible transferencia, pues el valor por el cucuteño de 28 años no sobrepasa los 40 millones. Incluso, no solo el Inter de Miami tiene sus ojos posados sobre el cafetero, y Los Ángeles Galaxy también entrarían en la puja por  el goleador de Brasil 2014; se encontraría con el mexicano Javier ‘Chicharito’ Hernández que llegó a Estados Unidos en el último periodo de transferencias, y que compartió con James en 2014.

Por ahora, y teniendo en cuenta el parate por la pandemia, James apenas ha disputado siete partidos de la presente competición española, y ha marcado un solo gol desde su retorno. Además, su valor en el mercado internacional se habría devaluado casi en 58 millones de dólares, en comparación a los 80 millones que dio Florentino Pérez por su fichaje al Mónaco francés.