Los futbolistas más caros del mundo a principios del siglo

Actualmente, el PSG francés cuenta con las transferencias más valiosas de la historia, luego de contratar a Neymar y Mbappé en la temporada 2017-2018 por casi 500 millones de euros.

Luis Figo tuvo la primera transferencia superior a los 60 millones de euros. Foto: Archivo

A la fecha, solo seis futbolistas han estado involucrados en transferencias superiores a los tres dígitos. Justamente, el primero en sobrepasar la cifra fue Gareth Bale al llegar a Real Madrid en 2013 por 100 millones, pero estando hoy totalmente descartado por el club español. Por su parte, el brasilero Neymar es el futbolista que ostenta la mayor transacción nunca antes vista, por medio de 222 millones que dio el PSG al FC Barcelona por sus servicios, pero fracasando en el objetivo de los franceses de ganar la Champions League.

Pero… ¿sabe usted cuáles fueron las mayores transacciones del fútbol mundial a principios del siglo y si estos sí hicieron valer dignamente la cantidad?

Hasta 1999, el jugador más costoso había sido el italiano Christian Vieri, quien llegó al Inter de Milán procedente de la Lazio por 49 millones de euros. A causa de esa gran venta, el equipo celeste de Roma se hizo con el goleador argentino Hernán Crespo por 55 millones, quien militaba en Parma, y que fue el primer gran fichaje del 2000; hasta la fecha, era el más costoso de la historia.

Cuarto máximo anotador de la Selección Argentina con 35 goles. Foto: Archivo

Pocos días pasaron para que el ex River dejara de ser el futbolista más caro. Esta vez, Real Madrid enganchó al portugués Luis Figo por 62 millones de euros, quitándoselo a su mayor rival, FC Barcelona. El mentor de Cristiano Ronaldo venía de convertir 14 goles en la temporada y convirtiéndose en Balón de Oro para ese año 2000; era el mejor futbolista del momento. Posteriormente, sería campeón de la Champions League del 2002 con el equipo de Los Galácticos y nuestro próximo personaje de la lista.

Repase: James Rodríguez y un curioso equipo entre sus serios pretendientes

En la temporada siguiente, 2001-2002, el equipo de Florentino Pérez se superó, contratando al francés Zinedine Zidane por 73 millones de euros, y conformando un elenco de fantasía, donde casualmente militaban los dos jugadores más valiosos, pero también estando acompañados por cracks como Roberto Carlos, David Beckham y Raúl González.

Tuvieron que pasar siete temporadas para que la transferencia por Zizou  fuera superada. En 2009, otro portugués pasaría al mando, incluso considerado como de los mejores de la historia; Cristiano Ronaldo llegó a Real Madrid por 94 millones de euros, siendo una transferencia utópica en el mercado europeo. CR7 venía de ganar Champions League con Manchester United, y con el Merengue consiguió el mismo campeonato en cuatro ocasiones; también ganó cuatro Balones de Oro, llegando a cinco en su palmarés.

Así finalizó la primera década del siglo, con un Real Madrid que puso sobre la mesa cuatro transferencias históricas de manera consecutiva. Sin embargo, jugadores como Wayne Rooney (37 millones al Manchester United), Andrei Shevchenko (43 millones al Chelsea) y Fernando Torres (43 millones  al Liverpool) también entraron en la baraja de los futbolistas más caros de la época.