Materazzi confiesa qué pasó realmente en la jugada con Zidane

A 14 años del bochornoso hecho que involucró al actual DT de Real Madrid, Marco Materazzi contó en entrevista los detalles que causaron la agresión y qué le dijo exactamente al francés.

El partido finalizó 1-1 y se definió en cobros desde el punto penal. Foto: Archivo

El cabezazo que le provocó Zinedine Zidane a Marco Materazzi en la final de la Copa Mundial de 2006 es quizás el hecho más penoso visto en un  terreno de juego, aun 14 años después de lo sucedido. Y es que muchas versiones han rodeado lo que pasó exactamente, además de pequeñas pistas que dio el defensor italiano luego del compromiso, contrarrestando el silencio de Zizou sobre esa acción que lo vio retirarse del fútbol profesional, previo a perder contra los italianos en tanda desde el punto penal lo que sería el segundo campeonato orbital para Francia.

Materazzi, quien fue agredido por el ex jugador de Real Madrid sobre el minuto 110 del alargue en esa dramática definición, reveló que “El seleccionador Marcelo Lippi me pidió que lo marcara luego de su gol en el primer tiempo. Después del primer choque yo le pedí disculpas y él reaccionó mal”. Además, no se guardó nada, pues afirmó también que, “No me lo esperaba en ese momento. Tuve la suerte de no esperar ese episodio, porque de haber estado preparado, ambos habríamos terminado en los vestuarios”.

Repase: Las ventas más lucrativas de Atlético Nacional en sus 73 años

El italiano recordó el momento de la agresión, apuntando que, “En el tercer choque le fruncí el ceño y le me dijo: ‘Te daré mi camiseta más tarde’. Yo le respondí que prefería a su hermana antes que su camiseta”, y desatando el riesgoso cabezazo que resultó en la expulsión directa del 10, pese a no ser presenciado inicialmente por el juez central argentino Horacio Elizondo y los jueces de línea, cuestión que provocó dudas en la terna arbitral, incluso luego de ver a Materazzi en el suelo.

Sin embargo, Elizondo recurrió al cuarto hombre, Luis Medina Cantalejo, quien fue el único testigo del grupo arbitral en observar lo que había ocurrido entre ambos jugadores sobre la mitad del terreno de juego. Así, Zidane terminaría su periplo futbolero con más de 700 apariciones como profesional, además del título mundial de Francia 1998, cuando también fue expulsado. Por su parte, ese también sería el último partido de Marco Materazzi en una Copa Mundial de la FIFA, luego de haber jugador en Corea y Japón 2002 y Alemania 2006 y manifestar en ocasiones, sin dar su versión final, que “Unas palabras estúpidas no podría provocar tal reacción. En cualquier campo de Roma, Milán o París se escuchan cosas bastantes peores”.