Heysel, 35 años de una tragedia para el fútbol europeo

La final de la Copa de Europa entre Liverpool y Juventus en 1985 pasaría a la historia como una de las tragedias más devastadoras del mundo del fútbol.

tragedia_heysel_liverpool_juventus_1985_balon_central
Placa en honor a los 39 hinchas que fallecieron aquel 29 de mayo de 1985. – Foto: Twitter/@LFC

El escenario escogido para el duelo entre italianos e ingleses fue el estadio Heysel de Bruselas, Bélgica. Nombres como Platini, Boniek, Rossi, Dalglish y Rush daban pistas de un juego digno de una final, pero lo que debería haber sido una fiesta terminó en tragedia, 39 vidas se perdieron aquella tarde hace 35 años.

Le puede interesar: Así regresa la Premier League: enfrentamientos, horarios y transmisión de TV

Con la mirada del mundo puesta en aquel duelo, las cámaras mostraron al mundo el reprochable comportamiento de los hinchas más radicales del Liverpool, que antes del inicio del juego lanzaron objetos y se abalanzaron sobre hinchas del Juventus que ocupaban una zona diferente del estadio. Tras esta agresión, los aficionados del club italiano se intentaron proteger del ataque de los “hooligans” ocasionando que muchos se acumularan contra el muro que dividía las gradas y contra las vallas que los separaban de la cancha.

Dichas vayas estaba fijas y no contaban con salidas de emergencia, convirtiéndose en una trampa para cientos de personas que eran empujadas por otras miles más. La situación subió en tensión cuando hinchas de otras partes del estadio saltaron al campo de juego armados con palos y otros objetos con el propósito de agredir a sus contrarios.

Las autoridades intentaron separar las zonas por medio de cordones de seguridad entre zona y zona, pero esto evitó una intervención oportuna al lugar donde cientos necesitaban una salida rápida para no morir asfixiadas. Al final murieron 32 aficionados del Juventus, 4 belgas, 2 franceses y 1 irlandés por asfixia y aplastamiento, a los cuales se sumaron los más de 600 heridos.

“Esa noche fue una lección para todos, que el deporte y la violencia son incompatibles. A pesar de todo, todavía hubo muchas muertes debido a los asaltos entre los fanáticos después de esa experiencia” cuenta Domenico Laudadio, creador de un portal web dedicado a la memoria de la tragedia de Heysel al diario El Tiempo. Al final el partido se jugó por temor a que ocurriera algo peor si se cancelaba, con los cuerpos en las gradas la Juventus venció 1-0 al Liverpool con gol de penalti de Michel Platini. Aquí imagenes de los homenajes a las victimas en Italia.

La UEFA castigó a los equipos ingleses con 5 años sin poder participar en competiciones europeas, y al Liverpool con 10, aunque luego le rebajaron la sanción. 14 fanáticos ingleses fueron condenados a tres años de prisión, y varios dirigentes fueron suspendidos y multados por negligencia en la organización del partido.