¿Eliminatorias sudamericanas rumbo a Europa?

Si esto ocurre la selección de Bolivia sería la más perjudicada, ya que muy pocos de sus jugadores actúan en el fútbol europeo y perdería la ventaja de jugar en La Paz.

elminatorias_sudamericanas_europa_dani-alves_aguero_catar_2022_balon_central
Las selecciones podrían disputar 3 partidos en 7 días lo que ayudaría a cumplir el calendario de la FIFA con miras al Mundial de Catar 2022. Foto: Balón Central/ Fabián Osorio

Con el anuncio de FIFA de iniciar las Eliminatorias Sudamericanas al Mundial de Catar 2022 en el mes de octubre de 2020, en los últimos días ha tomado fuerza la posibilidad que estas se jueguen en territorio europeo. Dicha determinación se llevaría a cabo debido a que en América Latina el COVID-19 está teniendo un ritmo acelerado de contagios, lo que obligaría a mover el inicio de la clasificatoria al mes de noviembre y fuera del continente.

Le puede interesar: La Juventus pagaría 80 millones de euros por Duván Zapata

Esta versión llega desde Uruguay, El diario Ovación de ese país reveló que la decisión estaría motivada por varios factores, pero que la selección boliviana de fútbol sería la más damnificada, debido a la poca presencia de jugadores en suelo europeo y no podría jugar en La Paz, ciudad que la ha garantizado una ventaja deportiva por varios años.

El deseo del máximo ente del fútbol es darle inicio a las Eliminatorias este año, lo que puede llegar a causar problemas a con los clubes europeos en cuanto al préstamo de sus jugadores por el viaje al continente americano. De jugar en Europa se evitaría dicho desplazamiento, y de paso el del aislamiento que tendrían que tener los jugadores en cada país antes de competir. Lo anterior no perjudicaría tanto a los equipos ya que el tiempo de cesión de los jugadores sería menor debido a que los protocolos de bioseguridad respectivos no se aplicarían de la misma forma si los deportistas viajaran fuera de suelo europeo.

¡vuelve el béisbol!: Nuevo formato, nueva temporada: así se jugará la MLB 2020 

Otra de las razones, es el número de partidos y la reducción de protocolos, ya que cada selección jugaría 3 partidos en 7 días lo que ayudaría a darle un alivio al calendario y así terminar la clasificatoria en marzo de 2022. En cuanto a los procedimientos de bioseguridad, se evitaría que se tengan que establecer distintos protocolos de bioseguridad en cada ciudad a la que tendrían que visitar para realizar los partidos, disminuyendo el riesgo de contagio para los futbolistas.

Sumado a esto, la estrategia comercial también sería otro argumento fuerte para jugar en Europa. Esto se apoya en el éxito que representó la final de Copa Libertadores de 2018 que se jugó en Madrid, ahora al llevar las Eliminatorias podría generar un interés mucho más amplio por el fútbol sudamericano. Pero según Ramón Jesurún la Conmebol no ha contemplado la posibilidad de trasladar las Eliminatorias a territorio europeo.

 

Mientras se conoce la determinación, que podría quedar resuelta en el mes de septiembre, la Selección Colombia se medirá ante Venezuela en condición de local y luego visitará a Chile, juegos que aún no tienen fecha y hora definida.