Flamengo paseó a un Junior conformista

En un grupo ya resuelto, entre clasificados y eliminados, Junior de Barranquilla aseguró un cupo a la Copa Sudamericana tras su tercer puesto en Copa Libertadores.

Junior Copa Libertadores
Flamengo no tuvo sus principales figuras y llegó al partido ya clasificado. Foto: Libertadores

Por: Samuel Vásquez

Flamengo paseó a Junior de Barranquilla en el Estadio Maracaná, tras cerrar el grupo A con una victoria 3-1, que aunque no cambió los órdenes entre clasificados y eliminados, sí confirmó el paso del elenco colombiano a la Copa Sudamericana. Y aunque el resultado no fue abultado, los actuales campeones fueron los dueños del encuentro, dominando de principio a fin, gracias al planteamiento  resignado y conformista del rojiblanco que se dio por bien servido tras la derrota propia en Brasil y la de Barcelona en Ecuador. Aun así, y ya clasificado, Flamengo salió a ganar y lo hizo sin impedimentos.

Desde el pitazo inicial, Junior de Barranquilla se replegó en defensa y le concedió el balón a los locales. Flamengo empezó a transitar con la pelota, sin apuros de por medio y haciendo correr el reloj. Sin embargo, cuando aceleró y se propuso a vulnerar, lo hizo; en el minuto 10’, Thuler aprovechó un balón dividido tras un tiro de esquina para gritar el primero. Minutos antes, William Arao había conectado un balón en el poste, teniendo en cuenta que los visitantes se vieron confundidos en defensa. La velocidad, el ritmo y la iniciativa favorecieron a los brasileros.

Mientras Barcelona perdía ante Independiente del Valle y le daba el cupo a Junior, Flamengo siguió en la suya; haciendo correr de lado a lado a los rivales y mareándolos con el toque de balón. Cuando quiso atacar, no hubo obstáculos, y cuando decidió bajar el ritmo, tampoco hubo un estímulo de Junior para proponer un juego más llamativo. Incluso, cuando los de Amaranto Perea tomaron el balón, el local recuperó rápidamente. Teófilo Gutiérrez, el hombre más creativo del partido, no apareció.

Lea más:

En el 40’, tras un gontragolpe eficaz, Lincoln, de apenas 19 años, puso el 2-0, otra vez con imprecisión en una defensa hecha aguas. Sin exagerar en velocidad y ataques sin peligro, el elenco que comanda Domènec Torrent hizo lo necesario sin desgastarse y liquidó el resultado en el primer tiempo. Esos dos goles de ventaja, sumándole la poca iniciativa de Junior, cerraron el juego.

Y aunque el segundo tiempo fue más de lo mismo, Teófilo Gutiérrez puso el 2-1, luego de un vertiginoso gontragolpe que nació de una recuperación en propia área y una excelente combinación en los últimos metros. No obstante, para no sufrir de más, en el 75’, Bruno Henrique marcó el 3-1, sacando ventaja en el juego aéreo, el cual fue el punto más flaco de Junior durante todo el compromiso.

Así pues, Junior de Barranquilla cerró su participación en Copa Libertadores con seis puntos de 18 posibles y superando únicamente a Barcelona de Guayaquil. Para este último partido ante Flamengo, los colombianos tuvieron el 28% de posesión contra el 72% del elenco brasilero, sumándole los 257 pases que se vieron superados por los 632 de Flamengo.