La presión mató a Atlético Nacional en Copa Sudamericana

Aunque cambió su planteamiento frente al primer partido de la serie, Atlético Nacional volvió a cometer errores en defensa y River Plate de Uruguay los supo aprovechar en los primeros minutos.

Atlético Naci
Atlético Nacional había empatado 1-1 en el partido de ida. Foto: Sudamericana

Atlético Nacional perdió en su visita a River Plate de Uruguay por 3-1 y se despidió prematuramente de la Copa Sudamericana, pese que mostró un rendimiento individual superior al de partidos anteriores con Juan Carlos Osorio. El club colombiano paró una línea de cuatro defensores, pero los primeros dos goles del conjunto charrúa dejaron ver claros errores en la zaga. Aun así, los dirigidos por Pompilio Páez estuvieron a punto de irse en ventaja y conseguir la clasificación.

En los primeros 40 segundos del partido, River Plate ya había tenido dos llegadas claras al arco colombiano, siendo bloqueadas exitosamente por Aldair Quintana. Los comandados por Jorge Fossati presionaron la salida del club verde, y en apenas 5’ del primero tiempo se fueron arriba con un gol de Matías Arezo, aprovechando una mala salida. Así mismo llegó el 2-0, con otro error en los primeros metros, casi que decretando el resultado final en apenas 27’ minutos.

Lea más:

Aunque los locales ahogaron el juego elaborado de Nacional y principalmente la creación desde el primer tercio, Andrés Felipe Andrade tomó el balón y empezó a distribuir la posesión para intentar revertir el resultado. Solo en el 35’, Jefferson Duque pudo marcar el 2-1 que ponía a Atlético Nacional cerca de la clasificación, teniendo en cuenta el gol de visitante. Los uruguayos, estando arriba solo por un gol, comenzaron con el tradicional juego agresivo y no dejando avanzar a los paisas.

En el segundo tiempo, la cancha del Alfredo Víctor Viera se convirtió en un clásico terreno campal, con dos equipos luchando y compitiendo por fuerza. Pese a esa dificultad, los visitantes siguieron insistiendo, luego de tener tres opciones claras frente al arco de River Plate. Tanto Deinner Quiñones como El Rifle Andrade sacaron a relucir sus individualidades para poder buscar el 2-2 clasificatorio.

En el 89’, con un Nacional jugado y desesperado, River Plate puso el 3-1 definitivo que selló el resultado a favor del elenco uruguayo. Aunque Atlético Nacional empujó y buscó el gol, la defensa charrúa impidió cualquier gran posibilidad de gol, con un terreno hostil y violento que también caracterizó los últimos minutos del club cafetero.