De la gloria en selección al fracaso en clubes

El fútbol argentino vivió en pocos días dos momentos de contraste. Después de que la selección albiceleste, de la mano de Lionel Messi, los clubes argentinos cayeron, en su mayoría, eliminados en octavos de final de los torneos internacionales. En menos de un mes, se pasó de la euforia a la desazón.

Argentina CONMEBOL
River Plate venció a Argentinos Juniors para ser el único argentino en cuartos de final de la Copa CONMEBOL Libertadores. Imagen: Twitter/@RiverPlate

Por: Alejandro Restrepo

Tras el parate por la Copa América, los torneos de clubes de CONMEBOL retomaron su curso con las series de octavos de final tanto de la Sudamericana como de la Libertadores. Con duelos separados por 8 días, los 16 equipos que seguían vivos en cada competencia buscaban seguir en carrera por las anheladas finales de Montevideo. De los 6 equipos argentinos que había en Libertadores y los 3 de Sudamericana, solo 2 siguen en carrera, uno por cada competencia, aclarando que en la Libertadores se dio un duelo de argentinos.

Lea más:

El primero en caer fue Boca, que tras empatar 0-0 ambos duelos, con polémica, frente a Atlético Mineiro, se fue eliminado por tanda de penaltis, protagonizando, además, una escandalosa pelea en los vestuarios. Ese mismo día, también por Libertadores, Racing recibió un baile en casa y perdió 4-1, para quedar afuera frente a Sao Paulo. A estos dos equipos le siguieron Velez, Argentinos Juniors y Defensa y Justicia por la Libertadores, así como Arsenal e Independiente por la Sudamericana. Así las cosas, River Plate (eliminó a Argentinos) y Rosario Central son los únicos representantes argentinos en los torneos continentales.

Para intentar mantener el sueño argentino vivo, River enfrentará a Atlético Mineiro, mientras que Rosario Central se medirá con RB Bragantiño, la sorpresa del torneo.